Blog Paramascotas Adiestramiento - Paramascotas

91 634 16 12-637 465 106

info@paramascotas.com

Nuestro Blog
Te dejamos consejos para una vida mejor de tu amigo, trucos y muchas mas cosas.
Nuestro Canal YouTube
Podreis encontrar consejos, trucos, actividades para realizar con vuestros amigo y mucho mas!
Juego sano, perro feliz
Os hablamos de la importancia del juego, ordenado y estructurado, en la salud de nuestros perros.
Publicado por Paramascotas - 14/9/2020
Mordedores elásticos artesanales para perros: los mejores motivadores para el juego
Jugar es una de las actividades más beneficiosas que podemos realizar con nuestro perro
Publicado por Paramascotas - 8/9/2020
Consejos para combatir el estrés y tener un perro equilibrado
Ayuda a tu perro a reducir estrés y llevar una vida relajada
Publicado por Paramascotas - 5/9/2020
637 465 106
Vaya al Contenido
Juego sano, perro feliz
Os hablamos de la importancia del juego, ordenado y estructurado, en la salud de nuestros perros.
Publicado por Paramascotas - 14/9/2020
Mordedores elásticos artesanales para perros: los mejores motivadores para el juego
Jugar es una de las actividades más beneficiosas que podemos realizar con nuestro perro
Publicado por Paramascotas - 8/9/2020
Consejos para combatir el estrés y tener un perro equilibrado
Ayuda a tu perro a reducir estrés y llevar una vida relajada
Publicado por Paramascotas - 5/9/2020

Estrés, necesario… ¡en su justa medida!

Paramascotas
Publicado de Paramascotas en Educación Canina · 10 Agosto 2020
Actualmente, vivimos en una época en la que las palabras estrés, ansiedad, tensión... nos acompañan en cada paso de nuestra vida: ir corriendo a todos los sitios, estar preocupados por llegar a fin de mes, por la presión del trabajo o por los problemas cotidianos. Son también sensaciones que experimentamos cuando nos topamos con algo desconocido o cuando salimos de nuestra zona de confort, sea para bien o para mal y, por todo ello, el estrés, forma parte de nuestro día a día.

 
Pero, ¿y nuestros amigos peludos? ¿Pueden los perros sentir estrés?

 
La respuesta a esta primera pregunta es clara: Por supuesto.

 
El estrés es una respuesta automática y adaptativa del organismo ante una situación que puede derivar de una emoción positiva (eutrés) o negativa (distrés). Y los perros, al igual que nosotros, también lo sufren ante determinadas situaciones

 
Pero, ¿es el estrés algo negativo?

 
Aunque estemos acostumbrados a relacionarlo con situaciones que no nos son agradables, lo cierto es que el estrés en sí mismo, es necesario y forma parte de nuestro instinto de supervivencia. Esto quiere decir que si no dispusiéramos de este recurso, muchas situaciones derivarían en consecuencias graves o letales para nosotros.

 
Pongamos un ejemplo para entenderlo: imaginaos que vamos caminando y, sin esperarlo, nos asalta un peligro. ¿Qué haríamos? Lo más probable en este caso, si no dispusiéramos del recurso del estrés, es que nos quedásemos parados sin hacer nada y, a consecuencia de ello, ese peligro acabaría con nosotros. Sin embargo, el estrés nos permite activar los mecanismos que nos sacarán de esa situación - ya sea huir, enfrentar el peligro... - siendo por ello una respuesta fundamental para la supervivencia.

 
A los animales, y en concreto a nuestros amigos peludos, les sucede lo mismo. El estrés va a estar siempre presente y es necesario para que el perro responda a las distintas situaciones a las que se enfrenta en su día a día.

 
¿Pero entonces, por qué puede ser un problema para nuestros perros?

 
Tenemos que tener claro que no es el estrés en sí mismo lo que genera problemas, sino la respuesta que se da a la situación que lo provoca. La manera, intensidad y frecuencia con la que se active el estrés, - independientemente de que sea eutrés o distrés- puede generar en el perro comportamientos incorrectos como son: una activación excesiva del mismo, que no encuentre una respuesta para solucionar una situación estresante o que no sea capaz de volver a la calma tras ella y todo esto si puede suponer un verdadero problema en el comportamiento de nuestros amigos peludos.  

 
De este modo nos encontramos con perros que no gestionan bien el estrés y que ante cualquier situación se sobractivan, intentan dar respuestas fallidas sin parar ante una situación estresante - lo que deriva en que acaben agotados y no la resuelvan- o reaccionan ante cualquier situación por muy leve que esta sea. Es aquí donde realmente hablamos de un problema de estrés.

 
Para que esto no suponga un problema, ni para nuestro amigo ni para nosotros, hay que ayudarle a que lo gestione correctamente y que lo pueda enfrentar con naturalidad. En este punto entran en juego los ejercicios de olfato, las actividades de calma, un adiestramiento sencillo o complementos como los mordedores naturales, siendo todas ellas actividades y trabajos que nos ayudarán a que el perro pueda gestionar por si mismo el estrés bajo cualquier circunstancia que lo genere.

 
Es importante también que evitemos la sobreprotección del perro ya que puede generar efectos contraproducentes que derivan en que el perro se vuelva muy sensible, que reaccione de forma más exagerada ante estímulos de cada vez menor intensidad y en que gestionen peor las situaciones estresantes. Y todo esto, como os decíamos, si nos puede llevar a tener problemas graves.

 
Nuestro perro debe aprender a gestionar bien el estrés para que su salud emocional sea completa.
 
Un perro que gestiona bien el estrés es un perro motivado, implicado en el trabajo que realicemos con él, que se divierte, que es capaz de responder de manera efectiva a situaciones estresantes, confiado y seguro de sí mismo, proactivo y atento.

 
Es por ello que este trabajo es tan importante y, en caso de detectar que nuestro perro tiene dificultades para llevarlo a cabo, lo más recomendable es siempre contactar con un profesional que le ayude a hacerlo, devolviéndole a una vida plena y evitándonos dolores de cabeza y problemas más graves en el futuro.  


Regreso al contenido